Ambiente frío

Será el primer eclipse del año y la totalidad se podrá observar durante algo más de una hora. La Luna llena adquirirá un tono rojizo mientras se encuentra inmersa en la sombra de la Tierra.

 

 

 

 

 

En la madrugada del lunes 21 de enero se producirá un eclipse total de Luna que se podrá ver desde España y que teñirá durante algo más de una hora la Luna llena de color rojizo. Se trata del primer eclipse del año 2019 y durará cinco horas y once minuto, de las que tres horas y cuarto serán perceptibles por el ojo humano.

 

El eclipse penumbral, no detectable a simple vista, comenzará a las 3:36 horas, mientras que el eclipse parcial se podrá ver a partir de las 4:34 horas. En ese momento la Luna dejará de recibir luz directa del sol, coloreándose de una tonalidad rojiza debido a la refracción de la luz solar en la atmósfera de la Tierra. A las 5:41 horas comenzará el eclipse total y la Luna se encontrará completamente inmersa en la sombra que nuestro planeta proyecta en el espacio.

 

El máximo del eclipse será a las 6:13 horas, finalizando el eclipse total a las 6:43 horas. Poco a poco la Luna irá recibiendo luz solar y recuperará casi todo su brillo a las 7:50 horas, momento en el que finalizará el eclipse parcial. El eclipse coincide, además, con el momento en el que la Luna estará en su perigeo, el punto más cercano de su órbita a la Tierra, de ahí que algunos lo califiquen como eclipse de Superluna.

 

Para observar un eclipse de Luna no es necesaria ningún tipo de protección para los ojos, ya que el brillo máximo que nos llegará será el de una Luna llena normal. Este eclipse se podrá ver también con telescopios o con prismáticos sin ningún problema.

 

El próximo eclipse total visible como tal en España será en el año 2022.